En los últimos años las redes sociales han alcanzado una notable importancia. Son pocas las personas que no tienen un perfil en alguna de ellas. Un gran abanico de oportunidades que no ha pasado de largo para las grandes empresas. Para ellas, se ha abierto un inmenso cielo de posibilidades que ha provocado que el márketing y la forma de publicitarse hayan cambiado.

Una buena muestra de la importancia que las redes sociales están adquiriendo en las grandes empresas es que una de las profesiones más demandadas de dos años para acá es la de community manager: la persona que se encarga de actualizar el perfil de la firma en cuestión en las diferentes redes.

A finales del año pasado, tuvo lugar, en el EsadeCreáopolis (un parque de la innovación ubicado en Barcelona), una nueva edición del foro Épsilon para digital managers. En él, además de otros muchos, intervinieron los responsables del márketing digital de cinco grandes marcas como Bacardi, Ford, Intervida, Phillips y Tous.

Todos ellos pusieron el acento en la importancia que, actualmente, tiene el estar presente en las redes sociales. A pesar, dijeron, de la generalizada bajada de los presupuestos, la cantidad de dinero destinada a este tipo de campañas online no solo se había mantenido, sino que en muchos casos había llegado a aumentar. Una demostración fehaciente de la importancia que las grandes empresas le dan al márketing online.

Catalina Pons, representante de Intervida en el foro, dejó claro que no se puede pensar en las redes sociales solo como una manera de hacer la venta final. Sería tener una visión “demasiado estrecha”, aseguró. Para ella, lo más importante es utilizar estas páginas para hacer crecer el prestigio y la visión positiva de los usuarios acerca de la empresa. Lo que, afirmó, supondrá un aumento en las ventas en el corto y medio plazo.

Si la utilización de las redes sociales es, quizás, el cambio más perceptible en lo que a las campañas de publicidad se refiere, también la presencia de famosos y caras conocidas en los spots es cada vez más habitual. Siempre las empresas han utilizado a personas reconocidas para que prestaran su cara en pos de dar a conocer la compañía. Pero en los últimos tiempos esta táctica está siendo aún más utilizada.

En España un buen ejemplo es el de Rafa Nadal. El tenista mallorquín es el embajador de PokerStars. Porque son las páginas y las empresas de juegos de azar unas de las que más habitualmente tiran de famosos para publicitarse. El actor Roberto Álamo, por ejemplo, protagoniza el anuncio de Bet365. El ex piloto de Fórmula 1, Jaime Alguersuari, es la cabeza visible de PartyPoker y uno de los mejores actores de la historia, Robert de Niro, patrocina un casino de Korea.

Se puede decir que, en unos tiempos tan difíciles como los que se están viviendo, las redes sociales y la presencia de famosos son las tácticas más utilizadas por las grandes empresas para evitar caer sin remisión por el extremadamente largo precipicio de la crisis económica.

Artículos relacionados que pueden interesarte:
La medición de la influencia social: Klout.com, Peerindex, Alianzo o Kred
5 acciones indispensables para una estrategia de marketing en Social Media
Acciones sociales: Estrategia de marketing de contenidos