Llegó el 2013 y todo el mundo espera realizar algún cambio. Las típicas promesas de “voy a dejar de fumar”, “empiezo el gym” y demás siguen de moda. También, en los tiempos que corren muchos piden un trabajo, que el gobierno deje las reformas de lado y la crisis por fin deje de azotar.

Una de las pocas cosas ciertas que se sabe que en 2013 va a suceder es que Internet va a seguir creciendo. Aplicaciones y posibilidades que este mundo virtual ofrece son cada día más, los usuarios no paran de aumentar y es un mercado que parece ser la salvación para muchos en estos tiempos. Porque, a pesar de estar viviendo actualmente unos momentos realmente complicados, el sector informático, o más específicamente, la red parece estar al margen.

LOS NUEVOS DOMINIOS DE INTERNET
La principal novedad que corre sobre Internet es un cambio que marcará un antes y un después: los nuevos dominios. Para los que todavía no sepan de que va el tema, solo hay que comentar que los habituales .com, es en el caso de España, .net y .org ya no estarán solos.

Las empresas o entidades tanto lucrativas como no que soliciten un cambio de dominio podrán optar por algunas variantes un tanto diferentes. Por tanto, a partir de ahora se podrán ver URLs como, por ejemplo, ayuntamiento.bcn, prestamos.bbva o camisetas.realmadrid. El pasado junio a ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), que es el organismo encargado de decir a principios de año los nombres de las empresas que pueden acceder a estos dominios. Se hizo público que un total de 2.000 solicitudes han sido enviadas a la ICANN para recibir sus dominios.

UNO DE LOS FUERTES: .POKER
Hay varios tipos de dominios, unos muy concretos y otros muy competitivos. Uno de los que llega más fuerte es .poker. Era de esperar teniendo en cuenta que cada vez son hay más webs sobre este popular juego, por eso han sido multitud de páginas webs las que han pedido esta extensión. Respecto a los usuarios, el dominio .poker no variará en nada, simplemente es competitividad entre empresas, el funcionamiento será el mismo.

ALTA DEMANDA DE EXTENSIONES
Donde se dejará notar, sin embargo, será en las cuentas bancarias de las empresas que adquieran dichas extensiones. Tienen un precio de 185.000 euros, más otros 25.000 euros de canon anual de mantenimiento. Uno de los problemas para adquirir dichas licencias es, como ya hemos comentado, su alta demanda, de ahí que muchas de ellas están pendientes de aprobación y por tanto, seguramente acabará en una subasta. Uno de los casos más disputados que finalmente acabará en subasta será el dominio .app que a fecha de hoy ha recibido 13 peticiones.