Optimizar la estética y la experiencia del usuario con las funciones de un sitio web y aprovechar a su vez al máximo las oportunidades de programación para que ofrezca el mejor resultado es un reto continuo para diseñadores y desarrolladores web. La usabilidad para que el usuario se mueva de forma rápida, cómoda y eficaz por una web ha sido siempre una prioridad en el diseño y desarrollo web, y este seguirá siendo un aspecto que prime cada vez más.

 

De ahí el proceso de mejora continuo para lograr la máxima calidad en las experiencias que tienen los usuarios al interactuar con los sitios de Internet. ¿Conoces cuáles están llamadas a ser las tendencias en materia de diseño y desarrollo web en 2016?

 

DISEÑO WEB: TENDENCIAS EN 2016.

 

Una de las tendencias ya más extendidas en cuanto a diseño web es el diseño responsive, que no es otra cosa que la técnica que busca la correcta visualización de una misma página en distintos dispositivos. Los últimos datos sobre navegabilidad apuntan a que por primera vez los españoles nos movemos por Internet más a través de los teléfonos móviles que a través de ordenador, por lo que el diseño adaptable a estos dispositivos es hoy por hoy una prioridad.

 

Otras de las tendencias en el diseño web en 2016 tienen que ver con el uso de animaciones, el aumento de ilustraciones y vídeos en detrimento de las fotografías, y con el uso expresivo de la tipografía (el hecho de transmitir a través de las letras).

 

DESARROLLO WEB: TENDENCIAS EN 2016

 

En cuanto a las tendencias en 2016 de desarrollo web conviene fijarnos en el lenguaje de programación PHP. Con la llegada del PHP 7, damos la bienvenida a nuevas características en materia de programación, seguridad y rapidez, ya que esta versión se traduce en un aumento de la velocidad con menos recursos.

 

Por su parte, Javascript ES6 incorpora mejoras en los argumentos de funciones entre otras muchas novedades que mejoran el proceso de desarrollo de aplicaciones en Javascript. Y los navegadores van a soportar cada vez mejor las hojas de estilo en cascada CSS3, dentro de la presentación de documentos en HTML, y de esta forma el diseño web ganará en flexibilidad al tratarse de códigos más simples y eficaces. Nuestro departamento de Ingeniería web ya trabaja con estas herramientas.

 

Tampoco debemos obviar al fijarnos en las tendencias de desarrollo web en 2016 la escalada de nuevos servicios de cloud computing. Los servicios de almacenamiento en la nube de nuestra web, correo electrónico o archivos permiten almacenar todo tipo de documentos con el beneficio de poder acceder a los mismos de forma segura y eficaz desde cualquier dispositivo, y esto supone un significativo avance respecto al pasado, cuando era necesario ejecutar aplicaciones y programas en el mismo equipo en el que habíamos descargado previamente el software. De esta forma ganamos en flexibilidad y seguridad, y la tendencia apunta a la utilización cada vez más de los cloud hosting, plataformas de alojamiento de webs en servidores virtuales.

 

Las que acabamos de repasar son algunas de las tendencias y novedades más significativas del diseño y desarrollo web en 2016. ¿Estamos preparados para incorporarlas a nuestro día a día?